Autor Món animal
14 Març 2016 a 18:00

Consejos para facilitar la vida de un perro en familia

Consejos para facilitar la vida de un perro en familia // Foto: Toni Garcia

Consejos para facilitar la vida de un perro en familia // Foto: Toni Garcia

Yo solo/a y mi perro/a

Muchas personas que viven solas se preguntan si serían idóneas para ofrecer a un perro una buena calidad de vida. Todo dependerá de sus horarios, su capacidad para establecer rutinas, el vínculo que se establezca, etc.

Lo que sí puedo decir es que una persona sola es mucho más probable que mantenga unas ideas más o menos constantes (erróneas o no) sobre lo que desea de su compañero de cuatro patas. A no ser que causas externas intervengan sería de esperar que tanto las “normas” en casa como el trato, la forma de educar o los privilegios fueran relativamente constantes. Por ello, me gusta trabajar con clientes que viven solos, especialmente si están altamente motivados por aprender y dar lo mejor de ellos a su perro.

Los perros aman la estabilidad y la predictibilidad del entorno

Su enorme capacidad de realizar asociaciones les permite considerar como señales algunos estímulos con una rapidez muy elevada. Por eso cuando una mano humana hace daño a un perro, nos costará más enseñarle que otra mano humana puede conllevarle afecto. Y, por ello, si usamos nuestras manos como juguete nos será más difícil que aprenda más tarde a morder sus propios juguetes.

¿Qué pasa en familias en las que viven 2, 3 o más personas? 

Los perros pueden ser felices con una familia numerosa, lo que ocurre es que hay que poner especial atención a los aspectos que comentamos a continuación.

Es muy importante acordar entre todos aspectos como:

  • Cómo nos comunicaremos con él
  • Qué comportamientos premiaremos para que se repitan y qué otros no
  • Qué comportamientos aceptaremos y cuáles no (¿podrá subir al sofá?)
  • Qué horarios de paseo se acordarán
  • Qué necesidades tiene un perro
  • Repartición de tareas

El acuerdo y la estabilidad en el comportamiento y las ideas de los miembros de la familia es lo que llamamos consistencia. Lo importante es que tomemos decisiones en términos de siempre o nunca.

También será importante informarnos sobre métodos de educación canina (exigid que sean métodos que no dañen el bienestar del perro y respeten vuestro vínculo). Si un miembro de la familia utiliza el castigo incorrectamente y de forma habitual mientras que otro no lo hace, como podéis imaginar el animal no entenderá nada de lo que pasa.

De hecho, cuando asesoramos a familias antes de la llegada de su mejor amigo a casa, ésta es una de las principales recomendaciones que hacemos. Aunque haya ideas erróneas y prácticas incorrectas, lo que más confunde al animal es la falta de consistencia, llegando al punto de ser una fuente importante de estrés para éstos.

La inteligencia de los perros les permite adaptarse a lógicas incorrectas mejor que a variaciones aleatorias en ausencia de lógica. 

El acuerdo entre miembros, es importante no sólo para prevenir problemas de comportamientos sino también para intervenir en muchos casos en los que nos encontramos un perro confuso e incapaz de entender el entorno en el que vive.

Silvia Rodellar

Switch to mobile version